INDIGNACIÓN LACTANTE RECIBIÓ LIDOCAINA EN VEZ DE SUERO ..ESTARÍA GRAVE

0
351

Indignación por lactante que recibió lidocaína en vez de suero: está grave

El hecho ocurrió a las 11:30 horas aproximadamente del pasado domingo. (Imagen referencial).

Indignación existe en Quilpué, región de Valparaíso, luego de que un niño de dos años y ocho meses fuera inyectado de manera errónea.

Según consigna La Estrella de Valparaíso, los hechos ocurrieron la mañana del domingo cuando el afectado, identificado con las iniciales M.Z.V., llegó al Hospital de Quilpué acompañado de su madre por una infección estomacal que lo aquejaba hace algunos días.

Mi señora ingresó a la urgencia del Hospital de Quilpué a modo de consulta por un cuadro diarreico que tenía el niño. Le hicieron el procedimiento habitual de toma de temperatura y de presión y lo atendió un doctor pakistaní, quien dio la orden de aplicar suero”, señaló Gustavo Zamudio, padre del pequeño.

Anestesia

El doctor dio la orden, una funcionaria instaló la vía endovenosa y una tercera acudió a aplicar el suero que era la orden del médico, sin embargo, las cosas no sucedieron como estaban planificadas.

Mi señora consulta por el medicamento que le aplicarían a mi hijo y la enfermera le explicó que era una ampolla de suero, pero cometió la equivocación que la ampolla que iba para otro paciente se la inyectó a él. Fue Lidocaína directa a la vena lo que produjo que el menor empezó a convulsionar, hizo un paro quedó con la mirada fija, los ojos blancos en un momento y se desvaneció“, relató el acongojado padre.

Gustavo Zamudio relató que comenzó una especie de desesperación entre el personal que no sabía cómo actuar. Se llamaron a las UCI de distintos centros asistenciales de la región para buscar soluciones.

No sabían qué hacer, pararon la atención de la urgencia alrededor de una hora y media, no se atendía a nadie y tuvo que ir desde su casa a vernos el director del hospital y la jefa de las enfermeras. Nadie sabía qué hacer hasta que un paramédico revisó en la basura y se dieron cuenta que había dos ampollas, el suero que él había puesto y la Lidocaína. Ahí se dieron cuenta que eso generó la convulsión y el paro del niño que duró alrededor de un minuto“, relató, al mencionado medio.

A una clínica

Luego, asegura el progenitor, vino el proceso de disculpas y de atención al niño para revisar que todos sus signos estuvieran normales tras el error que pudo ser fatal.

Lo trajimos de urgencia a la Clínica Ciudad del Mar donde está internado en la Unidad de Pacientes Críticos Pediátrico, lo que también fue complicado porque en la OIRS donde fui a estampar el reclamo para poder partir en la ambulancia, dos funcionarios no sabían qué papel era para mí, cuál iba al buzón, se reían y yo ahí ya me salí de mis casillas porque todos los minutos contaban“, relató.

En todo momento, el director del hospital de Quilpué se mantuvo en contacto con la familia y en la clínica donde el pequeño permanece aún internado le han hecho todos los exámenes necesarios para verificar que el error médico no hubiera dejado secuelas.

Aún no camina

El pequeño de dos años está despierto, lúcido, conversa, pero aún no ha caminado y ese es el mayor temor de estos padres primerizos.

Vamos a tener que seguir en estudio para ver si esto tiene alguna repercusión a futuro porque hubo un paro, faltó oxígeno en el cerebro y eso no sabemos qué consecuencias pudo traer“, relató Gustavo Zamudio.

Redvalparaiso