CASTRO : POR 7ma. VEZ ATRAPAN A EBRIO CONDUCIENDO ; TENÍA LICENCIA CANCELADA «DE POR VIDA »

0
161

CASTRO : POR 7ma. VEZ ATRAPAN A EBRIO CONDUCIENDO ; TENÍA LICENCIA CANCELADA «DE POR VIDA »

Un interesante caso por manejo en estado de ebriedad con la licencia cancelada es el que durante este jueves se tramitó en el Juzgado de Garantía de Castro, y que tuvo otra vez enfrentando a la justicia a un delincuente contumaz con amplio historial vinculado a ilícitos similares, y que aparentemente continúa reiterando.
Según la información que tuvo a la vista La Opinión de Chiloé, alrededor de las 2.10 horas de la madrugada del 5 de septiembre se sorprendió a Juan Fernando Barría Gallardo manejando en evidente estado de ebriedad a la altura de del kilómetro 1702 de la Ruta 5 Sur, siendo detenido por funcionarios de Carabineros.
Esta era —al menos— la séptima ocasión en que el delincuente es sorprendido conduciendo tras haber consumido alcohol. Además, según información judicial a la que accedió La Opinión de Chiloé, al menos en 21 ocasiones se han tramitado causas ante el Juzgado de Garantía de Castro por diversos ilícitos, entre ellos horrorosas golpizas a su conviviente en el sector Ten Ten y amenazas con arma.
Así, lo que hace interesante la causa de marras es que el 5 de septiembre, tras verificar la identidad del delincuente, se pudo constatar que manejaba sin contar con licencia debida que lo habilitara para la conducción, ya que esta le fue cancelada no una, sino que varias veces antes en virtud de sendas sentencias condenatorias por conducción en estado de ebriedad.
Luego, en la detención que ocurrió este jueves, el antisocial manejaba el automóvil patente HR-6349 y «la ebriedad le constó al personal policial por su fuerte hálito alcohólico, rostro congestionado, incoherencia al hablar e inestabilidad al caminar»; vale decir, cuando se le pidió salir del auto no podía mantenerse en pie de lo ebrio.
El aludido, en consecuencia, fue detenido inmediatamente negándose a que le practiquen el examen de intoxilyser, mientras que una vez en el hospital, se negó a que le tomaran muestras para la alcoholemia de rigor con lenguaje de grueso calibre .
Laopiniondechiloe